Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad - Diputación de Badajoz
ÁREA de
DESARROLLO RURAL Y SOSTENIBILIDAD
Cerrar

Introducción al Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad

La Administración Local ha sido pionera en el desarrollo de políticas ambientales a nivel municipal, bien por el otorgamiento de competencias exclusivas en la prestación de servicios básicos para la ciudadanía en los años ochenta (gestión de agua potable, recogida y trasporte de residuos, Depuración de Aguas Residuales, etc…) (Ley 7/85 RBRL), o en la actualidad, por la aparición de nuevos instrumentos legales, nacionales o autonómicos, que a lo largo de los últimos años han aumentado la responsabilidad local en materia de sostenibilidad.

La incorporación de España a la UE implicó la trasposición al ordenamiento jurídico de nuestro país de numerosas disposiciones ambientales que, sin duda, contribuirán a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de nuestros municipios pero que, por otra parte, requerirán de importantes esfuerzos para el cumplimiento de dichas disposiciones por Ayuntamientos, Mancomunidades y Diputaciones Provinciales.

Siendo una competencia exclusiva de las Diputaciones Provinciales la asistencia jurídica, económica y técnica a los Municipios, resulta evidente y necesaria la puesta en marcha de Políticas, Planes y Programas Medioambientales en la esfera de la propia Diputación de Badajoz, que permitan avanzar hacia la sostenibilidad de nuestras EELL para el beneficio de las zonas rurales.

En este sentido la creación de PROMEDIO, Consorcio de Gestión Medioambiental de la provincia de Badajoz, en Diciembre de 2005, como organismo encargado de la realización de actividades relacionadas con el ciclo completo del agua (captación, potabilización, distribución y depuración) y con el ciclo completo de residuos (recogida, transporte, tratamiento y valorización de RSU), representa la apuesta de Diputación de Badajoz por crear instrumentos tangibles y eficaces de cara a la gestión de los recursos ambientales. Con este organismo, que agrupa a la Diputación de Badajoz y a un importante número de Ayuntamientos y Mancomunidades de la provincia, se avanza de forma continua en la gestión sostenible de los importantes Ciclos del Agua y los Residuos, dando solución a los problemas de incapacidad técnica y económica de las EELL más pequeñas, y prestando servicios de calidad y garantía al ciudadano.

Sin embargo, las necesidades a nivel de gestión ambiental y de sostenibilidad de las políticas públicas de las entidades locales van mas allá de los propios ciclos de gestión del agua y los residuos, y abarcan cuestiones tan importantes como la evaluación de la calidad ambiental, la gestión de los consumos energéticos, el desarrollo de nuevas fuentes de producción más respetuosas con el medio ambiente, la eficiencia energética, la gestión de zonas verdes en el ámbito territorial, la gestión de espacios incluidos en la Red Natura 2000, o la promoción de la agricultura y la ganadería sostenibles, favoreciendo el comercio de proximidad y el desarrollo de las zonas rurales.

Estas circunstancias se ven acentuadas por las exigencias derivadas de nuestra pertenencia a la Unión Europea. De hecho, el nivel local tiene un importante papel en relación a la consecución de los retos planteados por la Estrategia Europa 2020. La Estrategia Europa 2020 señala el camino hacia el crecimiento de la Unión Europea en esta década. Su finalidad no es solo superar la crisis, sino también subsanar los defectos de nuestro modelo de crecimiento y crear las condiciones propicias para un tipo de crecimiento distinto, más inteligente, sostenible e integrador.

Una de sus iniciativas emblemáticas, «Una Europa que utilice eficazmente los recursos», tiene como meta ayudar a desligar crecimiento económico y utilización de recursos, y para ello indica que es necesario apoyar el cambio hacia una economía con bajas emisiones de carbono, incrementar el uso de fuentes de energía renovables, modernizar nuestro sector del transporte y promover la eficiencia energética. Además, establece el paquete de economía circular que impulsará la competitividad mundial, fomentará el crecimiento económico sostenible y creará nuevos puestos de trabajo.

Su finalidad no es solo superar la crisis, sino también subsanar los defectos de nuestro modelo de crecimiento y crear las condiciones propicias para un tipo de crecimiento distinto, más inteligente, sostenible e integrador.

Una de sus iniciativas emblemáticas, «Una Europa que utilice eficazmente los recursos», tiene como meta ayudar a desligar crecimiento económico y utilización de recursos, y para ello indica que es necesario apoyar el cambio hacia una economía con bajas emisiones de carbono, incrementar el uso de fuentes de energía renovables, modernizar nuestro sector del transporte y promover la eficiencia energética.

En este sentido, la región extremeña está desarrollando la Estrategia Extremadura 2030 que, como reflejo de la iniciativa de la Unión Europea sobre Economía Circular, tiene como objetivo generar un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

Se trabaja en nuestra región en el diseño de una cultura verde propia y singular que se convierta en el hecho diferencial de la comunidad, basada en que los productos y recursos mantengan su utilidad y valor el mayor tiempo posible.

Igualmente la provincia de Badajoz dispone de un alto porcentaje de su territorio incluido en la Red Natura 2000, que se ha convertido de esta forma en el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea.

Extremadura cuenta con un total de 151 espacios Natura 2000 repartidos entre 71 ZEPA y 89 ZEC. De esta forma, la RN2000 ocupa un total de 1.257.787 hectáreas, el 30,2% de la superficie de la Comunidad Autónoma.

La Red Natura 2000 representa una oportunidad de poner en valor los ecosistemas, naturales o intervenidos de forma sostenible por el hombre, como la dehesa o los sistemas agroganaderos extensivos, y permitir el desarrollo de la estrategia Extremadura 2030 en la provincia.

Este marco definido con anterioridad, así como otras necesidades expuestas por los Ayuntamientos y Mancomunidades pacenses en materias ambientales, permitieron que en el año 2015 la creación del ÁREA DE DESARROLLO SOSTENIBLE de Diputación de Badajoz, asumiendo el papel del diseño, propuesta, aplicación y desarrollo de planes y programas de sostenibilidad en el ámbito del medio ambiente local y los recursos asociados, que contribuyan con el desarrollo de las zonas rurales de la provincia.

Como novedad, con respecto a la anterior legislatura, se fusionan las Áreas de Desarrollo Local y Desarrollo Sostenible en una nueva ÁREA DE DESARROLLO RURAL Y SOSTENIBLIDAD. La eficiencia energética, la asistencia técnica a municipios en zonas verdes o en gestión de fincas municipales o la formación y educación en sostenibilidad, a través del Centro de Capacitación en Sostenibilidad y Educación Ambiental, son ejemplos de programas en materia de sostenibilidad, que se suman a las propias que se venían prestando por la extinta ÁREA DE DESAROLLO LOCAL, como son el servicio de Capacitación para el Empleo y la Oficina de Emprendimiento, y que configuran el ÁREA DE DESARROLLO RURAL Y SOSTENIBILIDAD (ADRS), en la actualidad.

 

EL ADRS Y SU INTEGRACIÓN EN DIPUTACIÓN DE BADAJOZ

El Decreto de presidencia de 5 de julio de 2019 (B.O.P. de 8 de julio de 2019) configura las Áreas funcionales y delegaciones que integran la Diputación Provincial, estableciendo que el Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, tiene como objetivo el desarrollo equilibrado de nuestra provincia, armonizando su crecimiento económico con el desarrollo social y la preservación del medioambiente.

El desarrollo de un nuevo modelo de crecimiento más sostenible, promocionando los recursos endógenos del territorio, el apoyo a la igualdad de oportunidades y derechos entre el mundo rural y urbano, la puesta en marcha de iniciativas innovadoras y el fomento del emprendimiento, son las líneas fundamentales de actuación, desempeñando las competencias provinciales en materia de sostenibilidad, economía circular, cambio climático, eficiencia energética, medio ambiente urbano y rural, lucha contra la despoblación, innovación y capacitación para el empleo.

El citado decreto establece las siguientes funciones:

  • Contribuir al desarrollo de una economía verde, y a la lucha contra el cambio climático en la provincia de Badajoz.
     
  • Fomento de la transición ecológica en la provincia a través de las energías renovables, la eficiencia energética y la gestión energética de los Ayuntamientos.
     
  • Desarrollo del plan integral de movilidad sostenible de la provincia de Badajoz, promoviendo actuaciones y proyectos que faciliten la implantación del vehículo eléctrico en la provincia.
     
  • Desarrollo de planes de acción para la lucha contra la despoblación, a través del aprovechamiento de los recursos endógenos del territorio.
     
  • Fomento y mejora del empleo, el emprendimiento y la competitividad empresarial.
     
  • Proyectos de capacitación para el empleo y promoción de los recursos humanos en los municipios, con especial atención a la capcitación en sostenibilidad y economía circular.
     
  • Mejora del medio Ambiente urbano, a través del desarrollo de infraestructuras verdes municipales integradas y sostenibles.
     
  • Fomento de sistemas agroganaderos sostenibles en la provincia de Badajoz y promocionando las ferias ganaderas de la provincia.
  • Impulso de programas de Educación Ambiental para el desarrollo sostenible.
     
  • Gestión y ejecución de programas con financiación afectada en las materias de su competencia, en coordinación con la oficina de fondos europeos.