Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad
ÁREA de
DESARROLLO RURAL Y SOSTENIBILIDAD
Volver Menú
Cerrar

JARDÍN ETNOBOTÁNICO: ALIMENTACIÓN HUMANA

     La alimentación ha sido una importante fuerza selectiva en la evolución humana. Los primeros homínidos obtenían energía y proteínas de frutas, verduras, raíces y nueces. 
     Las plantas silvestres ocuparon un lugar predominante entre los alimentos que ingerían las generaciones pasadas. Los más útiles para la población y su supervivencia pasaron a ser cultivados, los que no interesaban quedaron en lugar más secundario en la alimentación del ser humano. Poco a poco, se fueron diferenciando de sus parientes silvestres por modificaciones seleccionadas por los primitivos agricultores, llegando a desempeñar un papel importante dentro de los actuales hábitos 
alimentarios. De esta forma dejaron de utilizarse las otras, plantas de aspecto menos atractivo o peor sabor.
     Uno de los principales valores que tiene la biodiversidad de las plantas es como fuente de recursos alimenticios. Originalmente las plantas fueron recolectadas, incluso en la actualidad aún se sigue haciendo en algunos países no desarrollados, directamente de la naturaleza para la alimentación. 
     A pesar de la domesticación de las plantas se recurre a menudo al reservorio genético de las plantas silvestres para la mejora de cultivos.
     Se estima que sólo unas 7.000 especies de plantas de las aproximadamente 270.000 conocidas son o han sido utilizadas como fuente de alimentos. Otras tantas sirven como forraje para animales domesticados. 
     Sin embargo, sólo unas 200 plantas han sido realmente domesticadas para alimentación y de éstas entre 15-20 constituyen los cultivos más importantes a nivel mundial.
     El conocimiento sobre plantas silvestres comestibles forma parte del patrimonio inmaterial de muchas sociedades y juega un papel fundamental en el mantenimiento y revalorización de la identidad cultural de las mismas.

ESPECIES: