Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad - Diputación de Badajoz
ÁREA de
DESARROLLO RURAL Y SOSTENIBILIDAD
Cerrar

Por qué es importante el arbolado urbano y las zonas verdes en relación al cambio climático

En una entrada anterior, se hizo referencia a la resiliencia urbana, la nueva agenda urbana, el ODS 13 de acción por el clima y las infraestructuras verdes como solución de adaptación al cambio climático.

Considerando este marco de referencia, el arbolado urbano y las zonas verdes de los municipios de la provincia, ejercen una gran cantidad de funciones; en relación con el cambio climático se debe tener en cuenta que a mayor cantidad de arbolado urbano y de zonas verdes:

  • Mejor capacidad adaptativa del municipio frente a los efectos esperados de cambio climático. Por ejemplo, frente a lluvias torrenciales y/o inundaciones. Los árboles dosifican el agua de lluvia a través de sus hojas y absorben la misma a través de sus raíces, disminuyendo la sobrecarga de la red de drenaje de los municipios a la vez que se recargan los acuíferos subterráneos. Además, las raíces ejercen un papel purificador del agua.
  • Menor vulnerabilidad climática del municipio.
  • Menor exposición de personas frente a eventos extremos como olas de calor. Los árboles dotan de mayores zonas de sombra para poder desplazarse entre los diferentes puntos de un municipio.
  • Mayor bienestar y calidad de vida: mejor confort térmico.
  • Mayor capacidad de absorción de gases de efecto invernadero: por ejemplo, CO2.
  • Mayor capacidad de absorción de polvo y materias residuales y mayor presencia de oxígeno en el medio.
  • Aumento de la humedad del aire: efecto refrescante.
  • Mayor protección frente al viento por el efecto barrera del arbolado: se recomiendan densidades medias de arbolado.
  • Mejor confort acústico.

Los árboles, además de sombra, tienen efectos sobre la radicación solar. Del 100% de la energía solar que incide sobre la tierra, las plantas absorben para la fotosíntesis, entre el 5 y el 20%, reflejan del 5 al 20%, disipan por evapotranspiración del 20 al 40%, emiten del 10 al 15% y transmiten del 5 al 30%. Desde el punto de vista del control de la radiación solar, los árboles más interesantes serían los caducifolios. En climas templados, lo ideal serían árboles que tuvieran baja trasmisividad en verano y alta trasmisividad en invierno.

Por otro lado, cuanto más complejas sean las zonas verdes urbanas y más biodiversidad haya, más amplia será la cantidad de especies animales que habiten esos espacios. Desde invertebrados atraídos por flores y aves insectívoras hasta depredadores de mayor tamaño. Apostar por especies botánicas nativas, en lugar de exóticas, también favorece la posibilidad de que proliferen especies animales endémicas.

Finalmente, no debe olvidarse que la presencia de vegetación está relacionada con un mayor bienestar físico y psicológico de las personas que habitan un lugar.

Síndrome de déficit de naturaleza

 

El contacto con la naturaleza – considerando naturaleza a un bosque, a un parque, a un jardín o cualquier espacio abierto con vegetación y fauna que se tenga cerca – ayuda al desarrollo motor, sensitivo, psicológico e intelectual de los niños/as (y de los adultos/as) y a prevenir la obesidad y la miopía.

Los estudios científicos señalan además que los niños/as que tienen contacto con la naturaleza desarrollan mejor sus habilidades sociales, suelen tener un mejor estado de humor y no suelen presentar estrés psicológico.

La expresión “síndrome de déficit de naturaleza” nació en el año 2005 y a partir de ahí, se fueron desarrollando gran cantidad de estudios. Sin embargo, ya desde la segunda mitad del siglo XX se habían empezado a realizar investigaciones sobre el efecto de la naturaleza en el desarrollo humano.

Fue Richard Louv quien en 2005, en el libro “Last child in the Woods”, acuñó el término “síndrome de déficit por naturaleza”. La expresión se refiere a la hipótesis de que los seres humanos, especialmente los niños/as, están cada vez menos tiempo al aire libre, jugando en la calle, generándose bastantes problemas conductuales y otros efectos perceptibles. A partir de ahí, se han realizado una gran cantidad de estudios, especialmente en Estados Unidos, Australia e Inglaterra.

El proyecto ADAPTA BIOFILIA se ejecuta desde el Área de Desarrollo Sostenible de Diputación de Badajoz con el apoyo de Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica.

 

Etiquetas asociadas: #AdaptaciónCC #CambioClimático  #AdaptaciónClimática #ArboladoUrbano #ZonasVerdes #Beneficios #DéficitNaturaleza

Categoría: Blog

Para más información y contactos:

Proyecto ADAPTA BIOFILIA

e-mail: slopez@dip-badajoz.es /agarciat@dip-badajoz.es

Teléfono: 924 21 22 46

Síguenos en:

Twitter - @Csea_Lacocosa

Facebook -http://www.facebook.com/CSEALaCocosa

Más info del proyecto: https://desarrolloruralysostenibilidad.dip-badajoz.es/proyecto/adapta-biofilia