Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad - Diputación de Badajoz
ÁREA de
DESARROLLO RURAL Y SOSTENIBILIDAD
Cerrar

La Diputación de Badajoz ya trabaja en el plan de acción contra los mosquitos en Vegas Altas

La Diputación de Badajoz ha empezado a trabajar ya en el plan de acción para el control de mosquitos en la comarca de Vegas Altas, que ejecuta la empresa Tragsatec. En este caso, se ha empezado por la visita a las localidades afectadas para poder plasmar la realidad de cada una de ella y así poder aplicar, en cada caso, las medidas para atenuar la presencia de estos insectos.

En este sentido, el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, acompañado del director del área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Alejandro Peña, y de técnicos de Tragsatec, ha mantenido hoy en Santa Amalia una reunión con los alcaldes afectados por esta problemática y les ha hecho llegar su implicación para minimizar la incidencia y la molestia de estos insectos en época veraniega.

Los municipios afectados por los mosquitos y para los cuales se ha creado este plan de acción, son: Acedera, Entrerríos, Gargáligas, Hernán Cortés, Medellín, Navalvillar de Pela, Obando, Palazuelo, Puebla de Alcollarín, Rena, Ruecas, Santa Amalia, Torrefresneda, El Torviscal, Valdehornillos, Valdivia, Vegas Altas, Villar de Rena, Vivares, Los Guadalperales, Yelbes y Zurbarán. Buena parte de los primeros ediles de estas poblaciones han estado presentes en el encuentro que ha tenido lugar en la casa de cultura amaliense.

El presidente provincial ha querido dejar clara la implicación de la institución de cara a tratar de atenuar las molestias que generan los mosquitos ya que, como ha reconocido, "vuestras preocupaciones son nuestras preocupaciones y por eso os vamos a acompañar en este problema singular, que necesita soluciones singulares".

De momento, con el estudio que se ha iniciado se pretende tener "una foto fija" de cómo está la problemática en cada pueblo para tratar de evitar que "los mosquitos no estén cómodos en los núcleos urbanos e impidan que puedan venir visitantes a nuestros pueblos" por este motivo. Una vez que se acabe con el estudio, se conozca la realidad de cada pueblo y se tengan perfiladas las conclusiones, es cuando se conocerá el coste económico en base a las acciones concretas a desarrollar. 

Los técnicos de Tragsatec presentes en la reunión han explicado pormenorizadamente en qué consiste el plan y las diferentes fases. De hecho, ya han visitado algunas localidades, como Torrefresneda, Gargáligas, etcétera…

El plan que se ha iniciado está dividido en varias fases que consisten en la digitalización de las zonas húmedas y espacios verdes de los municipios y cultivos colindantes; la identificación y comprobación de zonas húmedas, espacios verdes y otros lugares de proliferación de mosquitos en zonas urbanas; la elaboración de calendarios de tratamientos biocidas y el establecimiento de planes de sensibilización. En este caso, se diferencian zonas urbanas, periurbanas y agrícolas a la hora de aplicar los tratamientos.

Como se ha señalado en la reunión, se plantea establecer un perímetro de seguridad de 50 metros alrededor del casco urbano. En este caso, los distintos ayuntamientos podrían actuar, si aún no lo tienen, habilitando un cordón de vegetación para que los mosquitos puedan descansar ahí por la noche y el tratamiento se pueda aplicar. También se ha hablado de la plantación de plantas aromáticas o de apostar por depredadores de insectos, como los murciélagos o los vencejos.

Asimismo, también se planteará llevar a cabo campañas de sensibilización, concienciación entre la ciudadanía, a la que se solicita también colaboración.

Las medidas de prevención y de control de mosquitos tienen como finalidad evitar la presencia y la proliferación de insectos y reducir su abundancia de acuerdo con el umbral de tolerancia que se considere aceptable. De este modo, se minimizarán los efectos negativos que puedan ocasionar a la población, tanto desde el punto de vista de las molestias, como de la prevención de posible transmisión de enfermedades.

El clima mediterráneo continental de Extremadura, así como la transformación de los sistemas de cultivo hacia el regadío y en especial el arroz, hace que los municipios que engloban las Vegas Altas del Guadiana presenten una serie de hábitats acuáticos muy favorables para el desarrollo de numerosas especies de mosquitos.

Estos insectos influyen de manera negativa en la calidad de vida de la población, en el desarrollo ganadero y en el turismo, y es por ello que los municipios de las Vegas Altas del Guadiana han solicitado la colaboración de la Diputación de Badajoz para paliar el problema, y a través del Área de Desarrollo Rural y Sostenibilidad se ha empezado a trabajar al lado de estos pueblos.

Visita al Ayuntamiento

Aprovechando su presencia en Santa Amalia y acompañado de la alcadesa amaliense, Raquel Castaño, el presidente de la Diputación de Badajoz ha visitado la zona céntrica y, tras saludar a los trabajadores municipales, ambos han mantenido una reunión en el Ayuntamiento donde han abordado proyectos de interés para la localidad.